Bizcocho de naranja

IMG_4284

Ingredientes: 

  • 3 huevos
  • 1 naranja
  • 1 yogur natural
  • 3 medidas de yogur de harina
  • 2 medidas de azúcar
  • 1 medida de aceite de oliva
  • 1 sobre de levadura química o gasificante

Si tienes niños, puedes aprovechar esta receta para cocinar con ellos en estos tiempos de cuarentena y dejar de lado las ideas parricidas. Este bizcocho fue la primera cosa que cociné cuando tendría 7 u 8 años y después me peleaba con mi hermano por acabarnos los restos de la masa cruda: el repele. Como supongo que esto os importa tres mierdas, vamos al lío y dejémonos de batallitas.

Con esta receta retomo la sección Cocina para Infantas, que son recetas que podría hacer un mono con los ojos vendados, aunque puede que si perteneces a la aristocracia encuentres cierta dificultad.

Preparación

Separamos las claras y las batimos hasta llevar a punto de nieve y entonces incorporamos las yemas batidas, sin dejar de batir. Si todo esto resulta demasiado complejo, bátelo todo junto como si fuera una tortilla y deja de lloriquear, chapandemias.

Ralla la cáscara de la naranja sin llegar a la parte blanca y añádela. Exprímela después e incorpora el zumo.

Incorpora el yogur y mezcla. Con el recipiente del yogur, llénalo tres veces de harina y añádelo. Ahora incorpora el azúcar (dos medidas de yogur) y mezcla, y después una medida de aceite de oliva. Echa el sobre de levadura para bizcochos (un royal o algo así) o uno de gasificante. Mezcla. Ponlo todo en un molde con un papel de cocina abajo. Puedes cubrir con una capa de azúcar para mayor cerderío.

Hornea a 180º (previamente precalentado, arriba y abajo), durante 35-40 minutos en función de lo fiera que sea tu horno. Si tu horno es como Lucifer y te lo quema todo, a los 15 minutos de empezar, abre rápidamente el horno y cubre el molde con papel de aluminio para que no se te queme por arriba. Vuelve a cerrarlo (lo aclaro para infantas reales).

Aprovecha el tiempo de horneado para cargar tu satisfyer y ahorrarte el sofocón en la biblioteca.

Satisfayer cargándose  / @DaniCotelo Sonia, de Llanos del Caudillo, cazada mientras cargaba su aspirador

Pasado el tiempo, comprueba que está cocinado por dentro metiendo un palillo por la parte más gruesa del bizcocho. Si sale limpio, está listo. Manchado, le faltan unos minutos.

Ya puedes descansar después de esta agotadora sesión de cocinado extremo.

Queridas, queridos, a más ver.

Música para cocinar: La de la mochila azul – Pedrito Fernández

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s