Crema de champiñones y puerros al aceite de trufa

Imagen
Si fuera enano, pondría un trampolín y saltaría dentro.

Ingredientes para dos personas 

  • 300 gr. de champiñones (unos 10 bien majos)
  • 2 puerros
  • 2 nueces (cucharadas bien grandes) de mantequilla
  • 1 l. de agua.
  • 200 gr. de amor
  • Sal y pimienta
  • Aceite de trufa (opcional) / Aceite de oliva virgen extra (AOVE)

Esta es una receta que podría preparar hasta el típico compañero que tenías en clase que había repetido curso 2000 veces o también podría hacerla hasta alguien de la familia real. Fácil en extremo, pero sabrosa sabrosona. Va estupenda cuando hace frío, pero también se puede preparar templada o incluso fría en verano. Ahora realmente apetece calentica.

Preparación. 

Retiramos la parte verde del puerro (sin pasarse) y cortamos en rodajas finitas.

IMG_6896

Ponemos la mantequilla a calentar en una cacerola y cuando se derrita echamos el puerro. Ponemos a fuego medio-alto vigilando que el puerro no se dore demasiado ni mucho menos que se queme o arda por completo.

IMG_6897

Lavamos un poquito los champis suavemente (no, no es necesario usar el estropajo metálico para quitar la tierra) porque si no pierden toda la gracia y retiramos parte del pie de los mismos antes de filetear.

IMG_6891
Cortando el rabo; momento Lorena Bobbit.

Cuando el puerro empiece a ponerse un pelín transparente, incorporamos los champos y ponemos sal.

Champis y puerros, compartiendo cama.
Champis y puerros, compartiendo cama.

Mantenemos unos 5 minutos para que los champis suelten un poco de agua y cuando empiecen a ablandarse ligeramente, echamos el agua (calculad que hay que cubrir lo que tengamos y que sobrepase un par de dedos, aprox).

IMG_6908

Tapamos la cacerola y dejamos a fuego medio 20 minutos. Retiramos del fuego, dejamos que repose un poquito y pasamos por la batidora hasta que quede más fino que Carmen Lomana, pero sin botox. Rectificamos de sal antes de servir y listos.

Momento clímax.
Momento clímax.

Una vez servido ponemos un poco de pimienta negra y podemos acabar con cinco-seis gotitas de aceite de trufa que potencia el sabor de forma exponencial, pero si no sois tan sumanente pijas com yo, con unas gotas de un buen aceite de oliva virgen, el plato va que chuta.

¡Espero que os guste y podáis disfrutarlo!

Queridos, queridas, a más ver.

Música para el plato: 

Cuore – Rita Pavone

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s