El menú apocalíptico de Mikel Iturriaga

¿Y si nos vamos todos a la mierda, qué es lo último que vas a comer?

Imaginemos que esta noche llega un meteorito a la Tierra cargado de energía nuclear, cáncer de lepra, jeringuillas, fuego, muerte y destrucción. Ese meteorito, al que llamaremos Satán, llegará antes de la hora de la cena, por lo que sólo te queda la hora de la comida para darte un último capricho culinario. Obviamente, Satán, esa zorra ingrata, va a acabar con todo y todos, por lo que no creo que haya opción de irse a un restaurante a comer por aquello de no ensuciar la cocina y que el apocalipsis te pille con la casa aseada y las bragas limpias.

Pensando en semejante desvarío fue como surgió la idea de preguntarle a grandes personalidades del mundo de la gastronomía qué sería lo último que comerían si supieran que un meteorito viene directo a la Tierra a darnos a todos por el orto. Tenía mucha curiosidad por saber si la gente buscaría comer algún plato sofisticado y repipi de señoritinga o si por el contrario tirarían hacia los sabores del recuerdo.

Para inaugurar la sección, hoy tenemos a Mikel Iturriaga, periodista responsable del blog gastronómico de El País, El Comidista.

Mikel Iturriaga, il capo di tutti bloggeri gastronómicci. Fuente
Mikel Iturriaga, il capo di tutti bloggeri gastronómicci. Fuente

Si los blogueros cocineros fuéramos folclóricas, Mikel Iturriaga sería, sin lugar a dudas, Rocío Jurado: LA MÁS GRANDE.

Su blog es el blog menos coñazo del universo interestelar y es capaz de sacarle una sonrisa hasta a un trozo de corcho mojado y blandurrio. Explica las recetas de una manera en que prácticamente puedes llegar a imaginarte el sabor que tendrá el resultado final mientras estás delante de la pantalla y que salives como una perra desde la segunda línea.

Mikel Iturriaga agradeciendo a su público tanto cariño.
Mikel Iturriaga agradeciendo a su público tanto cariño.

Hace poco tuve la oportunidad de volvérmelo a encontrar en una mesa redonda de bloggers de cocina en la Social Media Week de Barcelona y me acerqué a preguntarle si podría contar con él para inaugurar esta sección y rápidamente me contestó afirmativamente para mi gozo y el vuestro, puesto que leeréis sus respuestas a continuación.

-Mikel, nos hacemos una selfie antes de que se pongan de moda en los Oscars? -Dale; yo soy muy de la selfie.
-Mikel, nos hacemos una selfie antes de que se pongan de moda en los Oscars?
-Dale; yo soy muy de la selfie.
Así pues, vamos ya con la pregunta: ¿Mikel, si nos vamos todos a la mierda tonight, qué es lo último que vas a comer?
-Pimientos de Gernika fritos.

-Ensaladilla rusa de Juli.

-Pochas a la riojana.

-Angulas.

-Chocolate con churros.

Todo el menú está basado en la memoria. Supongo que lo que toca antes de un apocalipsis es recordar lo bien que lo has pasado cuando lo has pasado bien, y pensar en las comidas que más te han hecho feliz a lo largo de tu vida. Los pimientos fritos de Gernika, simplemente con sal, son para mí una de las mayores exquisiteces que existen. Me recuerdan a Euskadi, y las papilas se me excitan sólo de pensar en untar con un buen pan el aceitillo verde que se queda en el plato. Juli es mi segunda madre, la mujer que nos cuidó a mí y a mis hermanos, y la ensaladilla rusa es su obra maestra. Para mí es como las galletas de los elfos, un alimento mágico que te revitaliza y borra cualquier rastro de tristeza que haya en tu cuerpo. Las pochas a la riojana era el plato favorito de mi muy riojano padre, y posiblemente, también el mío. No hay mejor legumbre, y la combinación con el chorizo la convierte en un arma letal.
Ya que voy a desaparecer, me gustaría volver a comer angulas, aunque me cuesten todos mis ahorros. No lo he hecho desde los ochenta, creo, y sentir cómo crujen, con el saborcillo a ajo y guindilla, sería una buena despedida. El postre es un puro delirio, ¿pero qué más da una indigestión si el fin del mundo está al caer? Morir con un churro recién hecho untado en chocolate en mi boca sería “una forma celestial de morir”, como dirían los Smiths.
Mikel Iturriaga, listo para el fin del mundo.
Mikel Iturriaga, celestial y listo para el fin del mundo.

Pues bien, ya sabemos lo que comería Mikel Iturriaga en caso de que todo se fuera al garete en cuestión de horas.

Hasta aquí la nueva sección. Muchas gracias Mikel, de corazón!!

Queridas, queridos, no os quiero enamorar, pero próximamente en la sección… MARTÍN BERASATEGUI.

¡A más ver!

 

Anuncios

5 comentarios en “El menú apocalíptico de Mikel Iturriaga

  1. Que fuerte me parece!!! Habrá sección fin del mundo para de no expertos? Rollo vas por la calle y le preguntas a la gente? Oye, para los que no somos ni tan cocinitas ni tan expertos en gastronomía se agradecería alguna fotico de la comida, así, rollo para tontos y tontas 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s