Ñoquis con salsa de estofado de ternera (o ñoquis con estofado, directamente)

IMG_5520

 

Ingredientes  (4 personas):

  • 800 gr de ternera para estofado en dados
  • 2 bolsas de ñoquis de patata
  • 1 cebolla grande
  • 2 zanahorias
  • 4 tomates pera maduros
  • 2 pastillas de caldo concentrado de carne
  • 100 ml de vino tinto
  • 800 ml. agua
  • 10-15 granos de pimienta
  • 1 clavo de olor
  • 1/2 cucharadita de comino
  • 3 hojas de laurel
  • aceite de oliva virgen
  • queso rallado (esto vicio, puro y duro)

En uno de mis paseos por Buenos Aires (siempre había querido empezar un post así en plan pedante insoportable…), estaba empezando a consumirme a mí mismo del hambre que tenía cuando pasé por la puerta de un local con aspecto de ser el peor antro del barrio, pero en el menú del día habían unos ñoquis con salsa de estofado que me pusieron bastante verraco. Le pregunté al camarero de qué iba eso de la salsa de estofado y me dijo: básicamente son unos ñoquis con estofado, sin más. Tres segundos después estaba sentado en la mesa, con la servilleta metida en el cuello y golpeando la mesa con los cubiertos. Efectivamente, mi intuición era buena: probablemente fuera una de las mejores mierdas que comiera en Argentina. Qué sabor más salvaje y qué festival de salsa para mojar. Esta receta es de las primeras que hice al volver a casa y salió tan buena como la de allí, o más.

Preparación. 

Básicamente vamos a empezar haciendo el estofado marcando la carne en la olla donde lo vayamos a hacer, en mi caso en olla express. Ponemos un chorrito de aceite (suficiente para cubrir el culo de la olla) y cuando esté caliente, ponemos la carne y marcamos por todas sus caras durante unos minutillos.

IMG_5493

Cuando esté marcada, reservamos la carne y ponemos en el mismo aceite y olla la cebolla en brunoise (cubitos pequeños) y la zanahoria a rodajas. Salamos e incorporamos los granos de pimienta, el laurel y el clavo. Cuando la zanahoria comience a estar doradita y marcada, incorporamos los tomates rallados a la olla, ponemos sal y una pizca de azúcar, y dejamos a fuego medio hasta que el tomate pierda el agua.

Ahora subimos el fuego, ponemos el vino y removemos hasta que se evapore. Incorporamos la carne y damos un par de vueltas durante dos minutillos.

IMG_5499

Ahora cubrimos de agua la carne y un par de dedos más (unos 800 ml en mi caso fueron suficientes) y echamos las pastillas de caldo concentrado. Cerramos la olla express y subimos el fuego hasta que empiece a soltar vamos; entonces bajamos el fuego y cocinamos durante unos 45 minutos. Si no tenéis olla express, creo que sería como una hora y media a fuego lento, tapado. Ya sabéis qué hacer mientras esperáis.

Ibone, de Éibar, escuchando impasible como pita su olla express. Fuente.
Ibone,  una fans de Éibar, escuchando impasible como pita su olla express. Fuente.

Pasado ese tiempo, destapamos y dejamos que reduzca la salsa hasta que tenga la textura que os apetezca. Si vais justos de tiempo, también la podéis ligar con una cucharada de maizena disuelta en un vasito pequeño de agua, mezclándolo con la salsa.

Mientras se reduce y liga la salsa, ponemos abundante agua a hervir en una olla; cuando esté bien de temperatura y ya estén saliendo las burbujas a tope, ponemos una cucharada sopera de sal y echamos los ñoquis. Seguid los tiempos del paquete, pero en principio estarán en 2-3 minutos. Lo mejor es sacar los ñoquis cuando empiezan a flotar en la olla. Escurrimos, servimos en el plato y ponemos tanto estofado como queráis por persona. Si además sois unos viciosos, ponedle un poco de queso rallado por encima. Nos arremangamos, cogemos una barra de pan y una botella de vino, y ya puede venir el meteorito que se cepilló a los dinosaurios que a tí te importará tres pimientos.

IMG_5515

La semana que viene aprenderemos a hacer los ñoquis nosotros mismos; a lo puto loco.

Queridas, queridos, a más ver.

Música para cocinar: 

A mí los estofados me parecen lo más cañí del mundo y esta música me pone más contento que el copón mientras cocino algo así. Esta canción, además, es la crema: “Con menos carne que una rosquilla, como la encuentre delante voy a ponerla como los trapos…”.

Ay, este no es mi Juan – Marifé de Triana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s