Risotto de escalivada, yogur y anchoas

IMG_8704

Ingredientes: 

  • 1 pimiento rojo bien majo
  • 1 berenjena también maja
  • 2 cebollas blancas
  • 1 yogur griego natural
  • 100 ml. vino blanco
  • 750 ml. de caldo de setas
  • 1 bote setas deshidratadas
  • 25 gr. mantequilla
  • 250 gr. arroz arborio (o bomba o redondo)
  • 8 anchoas

Queridas amigas, sacad vuestros mejores vestidos y vuestra mejor bisuta porque ya estamos de vuelta después del festival de vacaciones, comilonas, colesterolismo y demás.

Hoy volvemos con una receta bien fácil y muy sabrosa de un risotto diferente, pero que ya veréis cómo se os ponen los pezones pelos como escarpias.

Esta es una versión que se nos ocurrió en casa después de haber hecho una parecida el otro día en clase en Terra D’Escudella. Allí la hicimos sin setas y sin anchoa, pero en casa pensamos que unas anchoitas le vendrían de maravilla a las verduras asadas al horno, que al final son escalivadas. Es una receta que también intenta ser más ligera que los risottos tradicionales que al final llevan su mantequillazo y su parmesanazo que van directos a las chichas y que queremos reducir un poco tras los excesos de las fiestas. Aquí, sustituimos las mantequillas y parmesanos por un yogurín griego.

300RiseOfAnEmpireSetPics040813_18wtmk.jpgwtmk.jpg
No nena, no. No es este el yogur griego que necesitas para el plato.

Al lío, queridas.

Preparación. 

Caldo de setas:

Vamos a preparar un caldito de setas como ya hicimos en la receta del arroz meloso de setas y jamón (si pinchas en la receta, te lleva al enlace de la misma). Una vez listo, lo pondremos a calentar sin que llegue a hervir y lo mantenemos así para poner en el arroz.

Preparación del sofrito de cebolla:

Esto es lo primero que deberíais hacer porque hay que dejar la cebolla unos 45 min. La cortamos en ciselé (daditos muy pequeños) y ponemos en la mantequilla cuando esta se derrita en la cazuela, añadiendo sal a la cebolla. Es bueno usar una que sea alta, pero que tenga bastante superficie en el fondo. Vamos a dejar la cebolla  a una temperatura aprox. de 65º, que básicamente es cuando la cebolla está a punto de crepitar o chillar como una perra, pero sin dejar que lo haga. Si lo hace, bajamos el fuego y vamos controlando la temperatura. Asi durante 45 min, echándole un ojo de vez en cuando.

Verduras al horno:

Aprovechamos ahora para poner la berenjena y el pimiento al horno. Precalentamos a 220º encendido abajo+grill+ventilador. El pimiento lo capamos metiéndole su propio rabo hacia dentro y luego hacia fuera (dejad de pensar en guarradas). Cuando tengamos la apertura hecha, le pasamos un chorro de agua por dentro para eliminar pepitas y posibles visitantes como gusanitos, insectos o cebras. Por otro lado, quitamos también el rabo a la berenjena, partimos por la mitad y hacemos unos cortes en la carne de la misma. Salpimentamos la verdura, echamos un chorrín de aceite de oliva y lo metemos al horno. En 20 minutos sacamos la berenjena y en 30 los pimientos. A estos últimos habría que darle una vuelta de vez en cuando para que no se chamusquen mucho. Cuando estén fuera, no te cortes y ponte a despellejar verdura como si no hubiera mañana. Fuera piel de berenjena y pimiento.

IMG_8691
Hay más verdura de la que pone en la receta porque ya que le das al horno, aprovechas y haces otras fiestas.

Al pasar los 45 min de la cebolla, echamos el chorrete de vino blanco a la vez que subimos el fuego y esperamos que se evapore el alcohol, que será en menos de un minuto. Ahora ponemos el arroz  y lo rehogamos dando vueltas durante 2 minutos, para que se empape bien de los sabores que había. Ahora vamos a poner el caldo caliente de las setas, pero pondremos un tercio del total y comenzamos a remover contínuamente.

IMG_8694
Al echar el primer 1/3 de caldo.

Manteniendo a fuego medio-alto y sin parar de remover hasta que el arroz se quede sin caldo y empiece a gritar también como una posesa. Es un sonido muy característico que notaréis agudo y que claramente está pidiendo más caldo.

IMG_8695
El arroz pidiendo que le rieguen, como Carmen Maura.

Ponemos el segundo tercio del caldo y repetimos sin dejar de remover. Cuando echemos el último tercio, es el momento de poner la verdura escalivada y ajustar de sal (ojo, porque luego la anchoa le dará el punto de sal, así que no te pases!).

IMG_8697

Removemos bien y cuando se agote el caldo, echamos el yogur griego removiendo lo mínimo como para que se mezcle porque si no se nos licuará.

IMG_8703

Ajustar un pelín de sal porque el yogur se puede cepillar todos los sabores.

Finalmente, al servir, ponemos un par de anchoas por plato y ya estamos listos para gozar. Si hay alguien vegano, le quitáis la anchoa y a tirar millas.

Espero que lo disfrutéis.

Queridos, queridas, a más ver.

Música para cocinar: 

Hoy me encuentro bastante perra del desierto, así que aquí va Lana del Rey.

Video Games – Lana del Rey

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s